¿QUÉ ES EL PRANAYAMA?

 

Pranayama es la ciencia de la respiración. Es el método eficaz para controlar el prana a través de la respiración y su circulación por el principal anal “.

 

La Respiracion 

La función respiratoria es una de las más importantes para el mantenimiento de la vida, de hecho no puede aguar sin ella más de algunos minutos sin conectarnos al aire. Y es que necesitamos estar conectados a nuestro entorno como si se tratase de una batería conectada a rojo.

Una parte de esto el aire lleva el oxígeno que por las cualidades magnéticas pasa a la sangre adhiriéndose a la hemoglobina de los glóbulos rojos desde los pulmones y de allí a las células que lo necesita para su metabolismo, actuando para que se manifieste la combustión de Las sustancias energéticas que aportan los alimentos. Las substancias de deshielo que se generan se eliminan también a través de la respiración y una de las más importantes es la contrapartida del oxígeno, el anhídrido carbónico.

Todo este intercambio gaseoso se lleva a cabo mediante la Respiración y, como podemos deducir, de su calidad depende en gran parte la óptima absorción de energía y renovación celular. De ahí la importancia de una buena respiración que hace posible la correcta distribución de la energía por todo el organismo.
Además de la pura función fisiológica, mediante la respiración se lleva a cabo el transporte del prana por todo el cuerpo que se distribuye a través de los canales paralelos de la red inalámbrica o energética del cuerpo que no son otra cosa que los nadis de los cuales hablaremos más tarde cuando hablemos del cuerpo energético

Importancia de la Respiración

La respiración es la mayor fuente de vida del ser , de hecho, es la vida misma reflejada en el organismo. Si faltara la respiración, apenas duraríamos unos minutos. Por ello igual que el Universo debe ser: lenta ó calmada, fluida, profunda y continua.
Según la filosofía hindú, tenemos derecho a un número limitado de respiraciones que componen la existencia de manera que mientras más calmada sea esta, mayor sería nuestra esperanza de vida. De acuerdo a este razonamiento no sería descabellado concluir que la gente que respira agitadamente acabará antes su existencia ya que agotaría antes este número de respiraciones dadas, mientras que el que lleva una vida más calmada y respiración más lenta y tranquila, administraría mejor su vida, alargándola mucho más y en mejores condiciones. Esto estará demostrado científicamente por el mayor aporte de oxígeno al organismo y mejor nutrición tisular y celular.

Otro factor importante que explica el anterior es que la respiración sea profunda. hay un proverbio chino que dice: “El que uno haya barrido el centro de la habitación no implica que toda ella esté limpia”.

La mayoría de la gente suele llenar una pequeña parte de los pulmones por lo que, en estado de reposo, sólo almacena en cada respiración alrededor de medio litro de aire, mientras que si se hace profundamente podemos llegar al litro y medio. Sabiendo que la capacidad media de una persona adulta normal suele ser de tres litros quedando otros casi dos litros residual de reserva, como se ha observado en los cadáveres, podemos deducir que la cantidad total del volumen de aire de los pulmones es de cinco litros. Esto quiere decir que la respiración de la que hablábamos al principio que llevaba a cabo la mayoría de las personas es aproximadamente un 10 % de la capacidad total lo que es insuficiente a todas luces. Y esto explica la cantidad que se va incrementando de trastornos y síntomas relacionados con la mala respiración acumulada durante muchos años.