ALGUNAS DIETAS CONOCIDAS


El cuidado del cuerpo y mente comienza por el qué y el cómo comemos. Estas son tres más famosas dietas para la salud. 

Una correcta alimentación debe estar formada por cinco elementos fundamentales

  • Hidratos de carbono (fuente de energía, también como azúcar, motor para la actividad cerebral),
  • Proteínas (con las que se forma la masa muscular),
  • Lípidos ó grasas .- Energéticos de reserva y termorregulación (Protección)
  • Minerales, vitaminas y oligoelementos (cobre, zinc, selenio, etc.).- Pequeñas partículas que sumadas a los nutrientes anteriores son indispensables para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Es válido aclarar que todos y cada uno de ellos se encuentran de manera generosa y abundante en el reino vegetal. Y es allí de donde extraen los fundamentos alimenticios de estas tres sabias cocinas milenarias

 

       Naturista

Esta dieta se basa únicamente en todo aquello que nos ofrece el reino vegetal y no permite ningún tipo de carne Evita la cocción de la mayoría de los alimentos que la integran, los que por otra parte son ricos en enzimas Estas son las que permiten una correcta digestión 

El fujimorismo es el naturismo en su mayor pureza. Muy restringido, por cierto, esta formado exclusivamente por frutas, naturales y secas. 

Por su parte, la dieta naturista propiamente dicha abarca todos los alimentos que forman el mundo vegetal verduras, frutas -naturales, secas y disecadas -, semillas, cereales y leguminosas.

 

       Vegetariana


Existen tres tipos distintos la ovo lacto-vegetariana, la lacto vegetariana y la vegetariana estricta. 

Dieta Equilibrada

Todas permiten la cocción de los alimentos La ovo lacto-vegetariana es aquella en la que se incluyen vegetales de todo tipo , lácteos —en pequeñas cantidades- y huevo La lacto vegetariana, también llamada ayurveda, mas de 5 000 años de antigüedad Su origen es la India.

La vegetariana, estricta, descarta los lácteos en todas sus variantes y también los huevos. Verduras, cereales, frutas, legumbres y semillas son sus alimentos base


     Macrobiótica


Macrobiótica quiere decir vida grande, y nació hace diez mil años en la China con la dieta Chian Min Luego, también, fue adoptada por Japón Esta cocina, en la que todos los alimentos se consumen cocidos, esta integrada por pocas proteínas, abundante cantidad de cereales y vegetales (cocinados o hechos en forma de pieles, de esta forma ricos en enzimas) También por algas, pocas semillas, ya que contienen mucho aceite, huevos y cierto

Plato Macrobiotico

tipo de carnes. Estos dos últimos alimentos, en pequeñas cantidades. 

Los huevos deben ser orgánicos, es decir de gallinero, y las carnes permitidas son las de algunas aves de corral (pato, ganso, pollos, etc. , criados de manera orgánica) y de peces de mar profundo (atún, caballa, salmón, polio de mar ). Si bien utilizan especialmente el vapor para la cocción de los alimentos, también recurren a la fritura Desde luego, el único aceite que utilizan es el de oliva, primera presión en frio Aunque después, y casi inmediatamente tras la ingesta del frito, comen nabo rallado con limón para arrastrar las grasas, a nivel intestino delgado, y de esa manera evitar que las mismas sean absorbidas por la sangre.


 Dieta de Hay

Elaborada y desarrollada por el Doctor estadounidense Willian Howard Hay, es una dieta basada fundamentalmente en la correcta combinación de los alimentos respetando al máximo sus diferentes tiempos de digestión para evitar, de esta forma, que fermenten y se pudran en el estómago al ser retenidos por los alimentos que llevan mayor proceso y mayor gasto energético para su digestión.

Los cuatro principios de esta dieta son:

  • Incremento de vegetales y frutas frescas en proporción cercana de 4 a 1
  • No mezclar los Carbohidratos, las proteínas y frutas ácidas en la misma comida (ya que los primeros necesitan un medio alcalino y los segundos un medio ácido para su correcto metabolismo)
  • Dejar pasar como mínimo cuatro horas antes de la siguiente comida del mismo tipo
  • Evitar en lo posible el consumo de alimentos procesados y refinados.

 Es una de las dietas más cercana a la dieta yóguica ideal, porque es equilibrada y tiene en cuenta el menor desgaste orgánico de hecho se utilizó con éxito para recuperar enfermos de estómago y malas digestiones crónicas.

Régimen 60/20/20.

Este régimen que recomienda el Dr. Andrée Passebec, busca el equilibrio de los diferentes factores nutritivos teniendo en cuenta la composición  corporal.  Tomando como referencia el peso de la ración se distribuye en:

  • Un 60% de Frutas y verduras.- Las Frutas y verduras crudas ó cocidas. Alimentos de alto porcentaje de agua y ricos en vitaminas y minerales indispensables. 
  • Un 20% de Proteínas.- Alimentos de construcción, pero más complejos que no deberían pasar de 1 gr./Kg de peso corporal. Como la carne ó pescado (en caso de consumirlos), huevos, queso y legumbres.
  • Un 20% de Hidratos de Carbono.- Alimentos energéticos que proporcionan la energía necesaria y limpia para compensar el desgaste de la actividad diaria. Como son: las pastas alimenticias, patatas, arroz, castañas, miel, plátanos, etc.

Las grasas ni se contemplan en estos porcentajes debido a que se encuentran incluidas de sobra en los propios alimentos de los tres grupos mencionados. Estos porcentajes admiten, claro está, ligeras variaciones en la proporción, es decir que pueden variar en función de la climatología estacional ó geográfica, edad y otros estados circunstanciales. 

  • En tiempo caluroso o gente sedentaria puede transformarla en un 65/20/15 ú 80/20/0 si, temporalmente queremos vitar los glúcidos
  • En tiempo frio ó con actividad intensa se puede transformar en 50/20/30 ó hasta 40/20/40, aumentamos frutas y glúcidos.

Esto nos da bastante flexibilidad sin perder en exceso el equilibrio y, sobre todo, sin incrementar por ello la ingesta de proteínas.