Meditacion Curativa

Técnica de Ejecución

A) Posición de Partida.-  Sentado en una silla de manera que el cuerpo está derecho y las plantas de los pies en contacto con el suelo. Palmas de las manos juntas (Atmán Mudrà) con el dorso de los pulgares en contacto con el pecho a la altura del corazón

B) Desarrollo.- Cierra los ojos durante un minuto aproximadamente dejando que la respiración transcurra naturalmente y se haga más lenta y profunda.
Después, al inspirar, levanta y abre los bazos lentamente por encima de a cabeza, dejando ésta caer ligeramente hacia atrás. Hazlo como si abrazaras el Universo.
Al exhalar, repite el sonido “SU”, y deja caer los brazos otra vez hacia el centro del pecho, a la posición inicial.
Con las manos en las rodillas y los ojos cerrados, siéntete en silencio manteniendo la columna vertebral erguida e imagina que todavía puedes oir el sonido vibrando dentro de ti.
Descubre los beneficios permaneciendo pasivo y relajado unos minutos más sin analizar nada.

C) Duración y Frecuencia.- Aproximadamente 5 minutos. Es bueno repetirlo durante una semana consecutiva una ó dos veces al día, a ser posible por a mañana y, por la noche, antes de acostarte.

D) Aplicaciones.-  Cuando nos sentimos alterados ó fatigados y, de forma preventiva, en la entrada de las estaciones.