0
El Ejercicio Meditativoby Vishnudason.El Ejercicio MeditativoQuien hace ejercicio físico gana experiencia espiritual si mantiene su mente fija en Dios mientras está exigiendo el máximo a su cuerpo. – Claudio Coelho “Cuentos”,  tomo I Esta frase me ha hecho reflexionar en el propósito del ejercicio físico como vehículo en el camino de la realización, es decir la vertiente espiritual del esfuerzo […]

Quien hace ejercicio físico gana experiencia espiritual si mantiene su mente fija en Dios mientras está exigiendo el máximo a su cuerpo.

Claudio Coelho “Cuentos”,  tomo I

Templos de Kumano kodo

Esta frase me ha hecho reflexionar en el propósito del ejercicio físico como vehículo en el camino de la realización, es decir la vertiente espiritual del esfuerzo como experiencia vital.

La frase está sacada de uno de los cuentos de Claudio Coelho en su Obra. Allí narra su experiencia en la investigación recorriendo el camino de peregrinación de Kumano, donde el Demonio femenino, como llamaban a una señora mayor que vivía en las montañas, decía que los peregrinos practicaban experiencias como el Shurendo. Una relación total de dolor y amor con la naturaleza.

El camino de Kumano o Kumano Kodo es uno de los caminos de peregrinación más conocidos de todo Japón, como es , en España, el Camino de Santiago sin embargo, en realidad ‘este camino’ es una extensa red de caminos diferentes que conectan los tres grandes santuarios de Kumano o Kumano Sanzan: el santuario Hongu Taisha de Hongu, el santuario Hayatama Taisha de Shingu y el santuario Nachi Taisha de Nachi.

Los caminos de peregrinación de Kumano no son sólo una

Rutas Kumano kodo

manera de llegar a los tres santuarios, sino que son una experiencia espiritual en sí misma; pone a prueba a los peregrinos tanto física como mentalmente. Son, en definitiva, una manera de purificarnos y mostrar la espiritualidad, pero también de encontrarnos a nosotros mismos y disfrutar de la naturaleza, respetándola y admirándola. Leer más…

 

Yoga y Shurendo

En fin, hecho este paréntesis paradójico, lo que persigue este ejercicio llevado a veces al límite corporal, es llevarnos a una transmutación hacia el espíritu que ocurre cuando conducimos al cuerpo al límite del dolor y las molestias para llegar al aquí y ahora, momento en el que se trasciende lo corporal y se entra al portal del espíritu, ahí es donde el espíritu toma el control para abrir un horizonte nuevo donde el conocimiento de nosotros mismos tiene lugar y los limites y molestias simulan desaparecer, momento en el que el espacio y tiempo se pierden y solo encontramos nuestro Yo, nuestra verdadera identidad, nuestro Ser.

Por todo esto el ejercicio en la practica corporal del yoga así como en la meditación, intentan alcanzar esta tónica, mediante el ejercicio consciente de tal manera que:

  • En el caso de kriyas o ejércitos repetitivos desarrollados en el tiempo, como ocurre en kundalini yoga, si nos concentramos en el mantra sat nam, recomendable siempre, llegamos a este estafo meditativo cuando el ejercicio se extiende en el tiempo sobrepasando el aviso del cuerpo de fatiga.
  • En el caso de lis asanas estáticos, como ocurre en la mayoría de los casos en Hatha yoga, la mente medita sobre el cuerpo siente y escucha los estímulos que envía la posición del cuerpo y nuestra mente eieza a trabajar sobre lo infinito, la ausencia de límites dentro de la natural limitación de las articulaciones en cada asana, no los sobrepasa pero aumenta la sensación de llegar al máximo cada vez. Comienza un dialogo de percepción con nuestro cuerpo.

En cualquier caso se trata de transcender las limitaciones de fatiga física mediante el diálogo con una dimensión superior. Y esto se consigue con cualquier actividad que nos absorba hasta tal punto de reencontrarnos en el momento, la vivencia consciente del presente.

 

Namasté

Author: 

Related Posts